Bootsy Collins reflexiona sobre los peligros del estrellato

Hay una razón por la que el bajista Bootsy Collins , ha tardado seis años en lanzar su nuevo álbum, World Wide Funk : estaba esperando el impulso. “Es una sensación de que tienes que liberarte”, dice el artista típicamente divertido pero sorprendentemente suave. “Es como ir al baño, hombre. Sabes, ‘tengo que hacer popó. No puedo aguantar más’. No puedo aguantarlo, hombre “. Collins se ríe de su propia analogía y dice: “Probablemente tenga que salir más seguido. He estado reprimido por mucho tiempo”.

La broma escatológica de Collins, por supuesto, subestima World Wide Funk . El álbum es una continuación de la amalgama de R & B-funk-hip-hop que abarca su último lanzamiento, The Funk Capital of the World de 2011 , excepto que se centra más en la musicalidad. Además de una lista de colaboradores típicamente llena de estrellas, incluyendo a Snoop Dogg, Chuck D, Victor Wooten, Buckethead y el fallecido socio de P-Funk Collins, Bernie Worrell, entre otros, colaboró ​​con artistas emergentes en un esfuerzo por encontrar un nuevo sonido .

“No quería hacer un disco como el que había estado haciendo antes”, dice durante una larga entrevista que abarca toda la carrera con Rolling Stone . “Todo el mundo sabe qué esperar de mí, así que no quería hacer eso. Quería agregarle una energía fresca y joven, así que involucré a algunos músicos jóvenes y los tuve a mi alrededor en las sesiones de grabación. Sé qué edad los funkateers quieren escuchar, pero ¿cómo saldrás de eso si no quieres hacer eso? ”

Collins dice que la experiencia de trabajar con músicos más jóvenes como el bajista Manou Gallo y el guitarrista Justin Johnson lo ayudó a aceptar el cambio, adoptar nuevas tecnologías y “abrir la mente”. “Estaban locos y enloquecidos por la oportunidad de estar conmigo”, dice, “y sienten que todavía no son nadie, y yo les digo: ‘Tú eres'”.

Lo llevó a crear el álbum “bluesy, country-flavoured” Boomerang “, el animado número de baile de jazz” Snow Bunny “y el funk moderno del álbum” Illusions “. Para él, es solo una nueva extensión de lo que siempre ha sido el hombre conocido como Bootzilla. “No quiero dejar a todos los funkateers ahorcados, así que los llevaré conmigo y solo voy a construir sobre lo que hacemos”, dice el cantante, con optimismo radiante. “Y entonces todos saldremos a alta mar, saludando, haciendo funk y pasando un buen rato”.

Cuando creías que estabas listo, ¿fue fácil comenzar a utilizar World Wide Funk ? 
Sí. Cuando comencé el disco, me sentí bien. No sabía lo que estaba haciendo en cuanto a lo que iba a terminar siendo. Pero para mí, lo más difícil de hacer en la vida es comenzar. Crecí con hermanos todos en la esquina de la calle sobre lo que iban a hacer. Y yo era uno de ellos. Dio la casualidad de que aprendí temprano que tengo que convertir esta charla en algo. Mi hermano tenía una guitarra y no me dejaba tocarla, así que sabía que tenía que obtener una ruta en papel y comencé a ahorrar mis centavos; Empecé a ganar $ 2.50 por semana y pensé que era rico, amigo. La guitarra que compré cuesta $ 29.95. ¿Sabes cuántos meses me llevó a pagar por eso?

Como un año. 
Sí.

Hay una canción en el disco, “Bass-Rigged System”, donde tocas con otros cuatro bajistas: Victor Wooten, Stanley Clarke, Alissia Benveniste y Manou Gallo. ¿Cómo sacas algo así? 
Es una emoción. Mi primera preocupación fue bajarlo. Sabía que si comenzábamos a vibrar, iba a disminuir y así fue. Al final del día, fue: “Veamos cómo podemos colocar estas cosas para que tengan algún sentido”. Habrá gente mirando, escuchando esto y queriendo escuchar lo que fulanamente se tocó, así que traté de hacer esa parte para que la gente realmente escuchara lo que cada uno estaba haciendo.

Me encanta el álbum “Salute to Bernie”, que presenta tus grabaciones con Bernie Worrell antes de su muerte el año pasado. ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de él? 
Probablemente una mejor pregunta sería cuáles no fueron mis momentos más preciados [ risas ]. Era como si fuera la otra mitad de ti; te hace una persona completa. Él hizo mi música completa. Me hace sentir como la parte que no tengo, la parte técnica, en cuanto a saber qué acordes van juntos y cómo leer música, sabe cómo hacer que lo que toco suene como lo hice a propósito.

Él te complementa. 
Sí, y lo hace sin preguntas. Él nunca preguntó: “¿Por qué hiciste eso? Ese no es el acorde correcto”. Sería como, “OK, si eso es lo que quieres jugar, déjame ver qué puedo hacer para que suene bien”. Él siempre fue así. Él era simplemente un placer estar cerca. Ganamos mucho el uno del otro.

¿Qué aprendió de ti? 
Aprendió que no tienes que ser correcto tradicionalmente. A veces puedes jugar lo que sea que sientas y simplemente hacerlo funcionar. No conocía nada mejor viniendo de la escuela de James Brown; James acaba de hacer lo que sintió.

¿Cuáles son las lecciones más importantes que aprendió de James Brown? 
El más importante fue que me dijo que estaba demasiado ocupado; Estaba jugando muchas cosas. Adoraba todas las cosas diferentes que estaba jugando, pero si le diera el uno -el ritmo uno por cada cuatro- y luego tocara todas esas otras cosas, él dijo: “Entonces, muchacho”.

Él me trató como un hijo. Y como estaba fuera de un hogar sin padre, necesitaba esa figura paterna y él realmente la aprovechó. Quiero decir, buen Dios. Cada noche después de que tocábamos un espectáculo, nos llamaba para darnos una conferencia sobre lo horrible que sonaba. [ Afecta la voz de James Brown] “Nah, no en eso, hijo. No escuché el uno. No me diste el uno”. Él me diría esto en cada show. Una noche, sabíamos que no estábamos sonando muy bien, estábamos fuera, y él nos llama y dijo: “Uh huh, eso es de lo que estoy hablando. Estuviste allí esta noche”. todos golpean el uno “. Mi hermano [guitarrista Phelps “Catfish” Collins] y yo nos miramos como “Esta madre tiene que estar loca”. Sabíamos en nuestro corazón y alma que no éramos todos en ese programa. Entonces comencé a descifrar su juego, amigo. Al decirme que no estaba en eso, me hizo practicar más duro. Así que solo absorbí lo que dijo y lo usé de manera positiva.

Ya que estamos hablando de cómo desarrolló su estilo, siento curiosidad por saber qué piensa de esto. En el libro de George Clinton, dijo que Parliament-Funkadelic encontró su ritmo cuando tocaste el estilo wah-wah a través de un Mu-Tron en”Right On” de Chocolate City . ¿Estás de acuerdo con eso?
Creo que tiene razón, porque después de hacer eso sentí que tenía algo que ofrecer en lugar de solo ser un bajista. Me sentí como si tuviera una firma. Cuando grabamos eso, nos puso un sonido como grupo, como una banda y supongo que también como un jugador.

¿Cómo fue tu proceso en aquel entonces? Creo que “Flash Light” fue una canción que grabaste con tu hermano. 
Mi hermano y yo solíamos juntar pistas, porque George siempre sería el que elegiría qué canciones iban a ir al Parlamento y qué sucedería con Funkadelic. Manejé personalmente las canciones que me gustaban, como Bootsy’s Rubber Band. Pero [la sección de metales de Parliament-Funkadelic] los Horny Horns y mi hermano y yo solo grabamos canciones.

Entonces, cuando hicimos “Flash Light”, ¿estaba necesitando otra canción en el Bootsy? Álbum del Jugador del Año . Así que grabé “Flash Light” y grabé “Bootzilla”. Me gustó mucho “Bootzilla” para Bootsy’s Rubber Band, porque ese era más el monstruo que estaba tratando de crear. “Flash Light” era más una canción del Parlamento, y George la llamó: “Sabes, bueno, dame eso”. Entonces él tomó eso y tomé “Bootzilla”. Y ambos fueron éxitos.

Habló antes sobre el nuevo enfoque que tomó en World Wide Funk . ¿Harás muchas de las cosas más viejas en la gira?
Sé que tendré que hacer algunas, pero intentaré asegurarme de que no me obliguen a hacer un set completo como lo he estado haciendo. Creo que este álbum me va a permitir romper con tener que hacer eso. Porque esto no ha vuelto en el día. Este es un nuevo día y cuanto antes lo aceptemos, mejor. Ser creativo exige un cambio. Si hiciera las cosas más antiguas, tendría que estar avanzando. Solo que yo esté en la mezcla es suficiente para la vieja escuela. Vas a obtener lo que tengo en mí. Así que estoy esperando el desafío.

Hace unos 20 años, le dijiste a Rolling Stone : “Estaba tan cansado de estar a la altura de ese personaje de Bootsy. Me convertiría en una supuesta ‘estrella’ y simplemente no sabía cómo manejarlo”. ¿Cómo encontraste el lugar donde estás en este momento?
Mucho tuvo que ver con el tiempo y mucho tuvo que ver con rechazar a “Bootsy” y volver a ser William. Llegué a casa para ver a mamá un día con todos los niños y niñas conmigo, y tenía las gafas de estrella puestas. Estaba vestida con mi ropa de cuero como si todavía estuviera en el escenario. Llegué a casa y ella me dio una palmada. Yo estoy como, “¿Qué fue eso?” Ella dijo: “Ve y saca esa basura, muchacho”. Y yo estaba como, “Oh, hombre”. Estaba muy avergonzado frente a todos mis amigos. Pero lo necesitaba. Esa bofetada allí, házmelo saber que cuando llegas a casa, te quitas las gafas. No eres nadie más que William aquí. Y tenía que darme cuenta de eso.

Me tuvieron que pasar muchas cosas. Me caí de mi motocicleta y tuve un terrible accidente. Los doctores me dijeron que no iba a poder usar mi brazo derecho y nunca volvería a jugar. Y eso me asustó hasta la muerte. Entonces esa combinación fue suficiente para darme la vuelta y decir: “Espera un minuto. Está bien ser ese tipo cuando es el momento de ser ese tipo, pero no tienes que ser ese tipo en casa”. Pensé que tenía que ser él 27 horas al día.

Eso suena como una dura lección.
Es como el monstruo de Frankenstein: una vez que lo levanta y rueda, esa madre se volverá contra ti. Tuve que aceptar que esto fue mi culpa. Soy el que está loco, haciendo todas estas drogas. Porque no me metí en eso solo para hacer eso. Y descubrí que dedicaba más tiempo a las drogas y a las fiestas que a hacer música.

¿Las drogas alguna vez ayudaron a tu creatividad? 
Definitivamente, pero no diría que salir y probarlo. Para mí, comencé, era simplemente aventurero. Estaba probando cosas diferentes. El LSD fue probablemente el culpable de abrir mi mente a cualquier cosa y todo lo posible: me refiero a los colores, la ropa, la autoexpresión, todo el amor y la paz. Tenía que estar allí, pero lo que estaba haciendo ayudó a sacarlo aún más. Lo bombeó más rápido como un viajero del tiempo. … Fue el viaje de mi vida, y creo que funcionó para mí. Me sentí bien al respecto.

¿Qué te hizo dejar de tomar drogas? 
El accidente de la motocicleta y la bofetada de la madre. Y la otra parte fue en 1979, entré en el SST [avión de transporte supersónico] yendo a Europa. Yo había querido volar en esa cosa. Acababan de salir. Todo el mundo nos decía lo rápido que llegas allí, así que quería volar. Tan pronto como entré, a los 45 minutos de vuelo, perdimos todos los motores. Entonces estás hablando de alguien que está muerto de miedo, hombre. Luego tocamos la barrera del sonido, y acabamos de escuchar este gran boom. Estoy sentado junto a la ventana, porque siempre me siento junto a la ventana sobre el ala, y tan pronto como escuché el estampido, vi un gran destello de fuego proveniente de uno de los motores. Íbamos directamente hacia abajo. ¿Has visto alguna vez un avión saliendo del aire? Y no solo eso,Jaws . Yo estaba como, “Oh, Dios mío, Tiburón, voy a verte”.

Ahora junta eso. OK, voy a estrellarme. Entonces, si no estoy muerto, Jaws me va a comer. Y luego uno de los motores volvió a funcionar y pudimos volar de regreso a Nueva York. Fue un aterrizaje forzoso, pero lo logramos. Y esa fue una de las incidencias que me ayudó a salir de todo lo que estaba sucediendo. Hice todas estas promesas a Dios, como: “Si me sacas de esto, Señor, ayúdame. Te prometo que no lo tomaré más”. Me mantuve fuera de los aviones hasta que llegué con Deee-Lite en 1991. En todos los sitios a los que iba, era bus, tren o bote.

Seguí diciendo eso por un tiempo que comenzó como yo llorando lobo y luego en algún momento tuve que ponerme serio. En cualquier caso, arrojé todas mis drogas y dejé de tomarlas. Eso fue en, como, ’84 o ’85. Fue entonces cuando comenzó a quedar claro a qué tenía que volver, que era la música.

Eso definitivamente cambiará tu vida. 
Sí, lo hizo. Y estoy agradecido Muchas de las cosas que creemos que son negativas para nosotros ayudan a formar nuestras vidas. Como lo que James [Brown] estaba haciendo cuando dijo que yo no estaba en eso. Eso fue algo negativo y fue por eso que me lo estaba haciendo. Ayudó a dar forma a mi vida y hacerme mejor. Muchas cosas te llegan de forma negativa y dependen de cómo la aceptes y respondas. Puede hacerte una mejor persona.

¿Qué lección sacaste de eso en lo que confías hoy? 
Solo quería tocar en la banda. No quería dirigir la banda, porque me llevó demasiado. Todo lo que quieres hacer es divertirte con la gente, y luego se lanza sobre ti para hacer esto. Es como, “Hombre, todo lo que quiero hacer es tocar música para la gente. ¿Es tan difícil de entender?” Debes llegar a un equilibrio, porque tienes que hacerlo todo. Tuve que alejarme de eso para descubrir cómo hacerlo. Y todavía estoy descubriendo. Es algo que nunca captas realmente.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*